En otoño vuelve la gripe: que no le coja desprevenido

Publicado: 29 octubre, 2012 en Ciencia, Noticias

20121029-233424.jpg

Con la llegada de los meses fríos del año llega también la temporada más propicia para la propagación del virus de la gripe. Según los datos que maneja el Grupo de Estudio de la Gripe (GEG), esta patología afecta a entre el 5% y el 15% de los adultos y al 20% o 30% de los niños en España.
Se trata de una enfermedad con unos síntomas muy característicos: tos, mucosidad y dolor de garganta, a los que se unen malestar general, dolores en las articulaciones, escalofríos y fiebre relativamente alta. Se contagia por el aire, la saliva o las secreciones nasales que se expulsan al hablar, toser o estornudar.
El periodo de incubación suele ser muy rápido, ya que desde el contagio hasta que se desarrollan los síntomas pueden pasar apenas entre 18 y 36 horas. Estos síntomas pueden remitir en menos de una semana, pero que durante los primeros días harán que el paciente lo pase realmente mal.

Tanto es así que se trata de una auténtica pesadilla para las empresas: entre un 10% y un 17% de las bajas laborales en España son consecuencia de la gripe, lo que acarrea un coste para las compañías de 215 millones de euros anuales, según datos de Fremap.
Estas cifras son parecidas a las que maneja la Asociación Española de Especialistas en Medicina del Trabajo, desde donde se asegura que el 25% de los trabajadores que contraen la gripe precisan una baja, que implica una pérdida laboral de 56 horas que, en España –a un coste medio estimado de 20 euros por hora– supone un coste de 1.120 euros para la empresa, por cada empleado que enferma de gripe y requiere una baja médica para quedarse en casa cuidándose.
Pero no sólo preocupa el absentismo laboral causado por esta enfermedad. También los fallecimientos: a pesar de que se trata de un virus que generalmente no provoca más que molestias temporales, tiene una mortalidad de entre 1.400 y 4.000 personas por año en España. En general se trata de pacientes que superan la barrera de los 65 años y que no estaban vacunadas.
En cuanto al tratamiento, los médicos recomiendan utilizar alivios sintomáticos –como los analgésicos o las pastillas para la tos– para sobrellevar los dolores, pero nunca recetan antibióticos, ya que se trata de un virus, y no de una bacteria, con lo que no serían útiles.
Vacuna
La vacuna sigue siendo la recomendación, por activa y por pasiva, de las autoridades sanitarias, sobre todo dentro de los grupos de riesgo. Cada comunidad autónoma establece su propio protocolo de actuación en cuanto a la administración de la vacuna se refiere, pero todas ellas suelen comenzar con las vacunaciones en el mes de octubre.
Este año, campañas como la de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología hacen hincapié en la importancia de vacunarse, tanto por uno mismo como por los demás. El lema “Protege tu salud y la de los que te rodean” es muy claro: prevenir mediante la vacuna no sólo evita en gran medida el contagio, sino que ayuda a erradicar la propagación del virus. Y se recomienda para mayores de 65 años, niños, personal sanitario y a toda aquella persona que pueda contagiar a otra que esté dentro del grupo de riesgo.
Embarazadas
El catedrático de Microbiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid y experto en gripe, José María Eiros Bouza, insiste en otro grupo muy específico: “Conviene no olvidar que, en las mujeres embarazadas, la gripe puede ocasionar complicaciones para ellas y para el nuevo ser humano que están gestando; en consecuencia deben ser objeto de prevención y cuidados”.
También el doctor Ramón Cisterna, coordinador del Grupo de Estudio de la Gripe, explica el porqué de vacunarse: “Cuantas más personas se vacunen alrededor de un paciente con alto riesgo de desarrollar complicaciones por la gripe, mayor será la inmunidad de grupo que se produzca en su entorno y menor la probabilidad de que la población vulnerable contraiga la enfermedad. Es lo que conocemos como efecto barrera de la vacunación antigripal”.
Aun así, en España todavía estamos lejos de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a la tasa de vacunación: La OMS recomienda vacunar a un 75% de la población, pero aquí apenas llegamos al 60% en la pasada campaña. Y es que en determinados ámbitos, el riesgo de contagio se multiplica: “El frío y el hacinamiento son factores que se asocian a su transmisión y al igual que en el resto de las enfermedades infecciosas. A las personas que viven en condiciones sociosanitarias precarias siempre les va peor. A ellas debemos dirigir nuestros mejores esfuerzos, comenzando por la educación sanitaria y por la cultura de la prevención activa”, indica Eiros Bouza.
La vacuna está compuesta por partes incompletas e inactivadas del virus. Es decir, que la vacunación no puede provocar que el virus se instale en el organismo, uno de los miedos de muchas personas que todavía son reacias a pasar por la aguja. Una vez administrada, el cuerpo comienza a desarrollar anticuerpos, que llegarán a su nivel óptimo después de transcurridos unos 15 días.
Virus mutante
El virus de la gripe muta, cambia de año en año, por eso la vacuna también va modificándose temporada tras temporada. “Cada año, en febrero, la Organización Mundial de la Salud establece unas recomendaciones sobre las cepas tipo que deben integrar la composición de la vacuna antigripal de la temporada, que se inicia en el otoño siguiente en el hemisferio norte, dentro del mismo año natural”, señala Eiros Bouza.
Este experto también aclara dudas acerca del virus que llega este otoño: “A tenor de los primeros aislamientos que se corresponden con virus gripales A H3 se trata de virus que han circulado ya en temporadas precedentes. Si bien conviene disponer de información actualizada y vigilar los aislamientos que se van efectuando. Con ellos se puede conocer si existen cambios en sus secuencias genéticas o si permanecen dentro de lo aceptado como estable”. Así que las previsiones no son ni más ni menos alarmantes que otros años.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s