Obama: ‘La única manera’ de salvar la economía es subirle los impuestos a los ricos

Publicado: 9 noviembre, 2012 en Economia, Noticias

El presidente de EEUU, Barack Obama, durante su discurso. | Reuters

Rodeado de trabajadores corrientes y entre aplausos en la Casa Blanca, el presidente Barack Obama hizo este viernes su primer anuncio de vuelta al trabajo para ofrecer consenso a los republicanos, pero también para recordar que él ha ganado las elecciones con su receta para equilibrar las cuentas públicas subiéndole los impuestos a los más ricos.

El presidente aseguró que “la única manera” de mantener una buena educación pública, evitar que las empresas se vayan a China y no cargar de deudas a los jóvenes o recortar la Sanidad para los ancianos es que “los que ganan más paguen un poco más”. “La mayoría de los americanos están de acuerdo con mi enfoque”, dijo en el principio del debate para llegar a un nuevo pacto fiscal contrarreloj, en el próximo mes y medio. “Si el Congreso fracasa, los impuestos de todo el mundo van a subir”, recordó Obama. De hecho, será así, porque a falta de un acuerdo mejor, las desgravaciones fiscales aprobadas por la Administración Bush en 2001 y 2003 dejarán de aplicarse en enero.

Los líderes de la Cámara de Representantes (de mayoría republicana) y del Senado (de mayoría demócrata) estáninvitados a negociar en la Casa Blanca la semana próxima. También empresarios y otros líderes para “recoger ideas”. Obama aseguró que va a “trabajar con los dos partidos” para que Estados Unidos se recupere de la gran recesión. El presidente se sacó un bolígrafo de la chaqueta para mayor énfasis y dijo que está preparado para firmar el nuevo acuerdo y que los ciudadanos “no van a tolerar” enfrentamientos partidistas. “Quieren acción”, recalcó.

Si no se llega a un acuerdo mejor en el dividido Congreso, la Administración aplicará un paquete de recortes e impuestos de hasta 600.000 millones de dólares (unos 500.000 millones de euros) a partir de enero. Esto supondría, según el Fondo Monetario Internacional, que la economía de EEUU caería en recesión de inmediato, el primer semestre de 2013. La Oficina de Presupuesto del Congreso, un grupo neutral, calcula que la economía estadounidense terminaría el año con una caída del PIB del 0,5%. El año próximo, el desempleo subiría por encima del 9% (ahora la tasa está en el 7,9%).

El llamado abismo fiscal se produce, en parte, como consecuencia del acuerdo general para subir el techo de deuda y no suspender pagos en agosto de 2011. Y en parte porque ahora acaban las desgravaciones provisionales de la Administración Bush (que afectan al IRPF, las ayudas por hijos o a las inversiones). Los demócratas están a favor de conservar parte de esas desgravaciones, pero de subirle los impuestos a quienes ingresen 250.000 dólares (unos 200.000 euros) o más y ya han indicado no quieren renunciar a ese punto.

Una lección

La Administración asegura que el resultado de las elecciones indica que los votantes “claramente eligieron la visión del presidente de que se les pida a los americanos ricos que hagan un poco más para reducir nuestro déficit de manera equilibrada“, dijo David Plouffe, asesor de la Casa Blanca. Pero los republicanos aseguran que la mitad de quienes ganan más de 250.000 dólares son empresarios y subirles los impuestos podría costarle a la economía 700.000 empleos. Insisten, como decía Mitt Romney en su campaña, que Hacienda puede conseguir más eliminando algunas “desgravaciones sin sentido” e imponiendoun código fiscal “más limpio, más simple, más justo”.

Según la Oficina de Presupuesto del Congreso (un grupo no partidista), mantener todos los recortes fiscales de Bush supondría 1,5% más de PIB. En cambio, mantener el gasto público igual añadiría la mitad de riqueza.

Ahora bien, no tocar ni el gasto público ni los impuestos también supondría seguir alimentando la deuda pública. Al final de esta década llegaría al 86% respecto al 73% actual. Antes del comienzo de la crisis en 2007, estaba por debajo del 65%. “No podemos seguir gastando el dinero que no tenemos”, dijo este viernes John Boehner, líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, en una rueda de prensa un rato antes que la comparencia de Obama.

El republicano aseguró que su primera conversación con el presidente tras las elecciones ha sido “cordial” y está “esperanzado” de que se pueda alcanzar un acuerdo. Durante la negociación para subir el techo de deuda y evitar la suspensión de pagos, Boehner se quejaba de que Obama hacía poco caso a los congresistas y cuando los llamaba a la Casa Blanca casi siempre era sólo para darles “una lección” sin escuchar sus posiciones. Ahora confía en que el acuerdo está más cerca, pero insiste en que hace falta más iniciativa del ganador de las elecciones. “El presidente va a tener que liderar”, dijo varias veces.

comentarios
  1. Llilberth dice:

    Claro como se lo suban a los pobre ya me dirás a donde llegaran

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s