El beso de la muerte a Mou

Publicado: 8 diciembre, 2012 en Actualidad, Deportes, Noticias

 

Pues parece que José Mourinho se irá del Real Madrid a fin de temporada… o tal vez antes.

 

Hasta hace unos días esta información habría parecido un disparate, la fantasía de un catalán con algunos tragos de más, pero ahora lo pregona una fuente periodística muy allegada al madridismo, que podría perder prestigio y muchísimos lectores si resultase falsa.

Los rumores corren desde hace varias semanas, pero tras la victoria del Real Madrid 2-0 ante el clásico rival Atlético de Madrid, el sábado, la situación parecía normal.

“El entrenador puede hacer lo que desee”, dijo Emilio Butragueño, ahora director de Relaciones Institucionales del Real Madrid, al ser preguntado sobre las provocaciones de José Mourinho, que antes del derby había desafiado a sus detractores “a las 21.20 en el Santiago Bernabéu”, como uno de esos duelos con pistolas de las películas del Lejano Oeste.

Esos detractores son un número considerable, aunque minoritario, de simpatizantes y abonados del Real Madrid, a los que el técnico califica de “seudomadridistas”, en contraste con los “verdaderos madridistas”, representados por los “ultras” que lo defienden a capa y espada.

¿Las palabras de Butragueño significaban el máximo respaldo posible del club a su entrenador, o el clásico beso de la muerte, horas antes de apuñalarlo? A la luz de lo que sabemos ahora, era más beso que respaldo.

Bomba periodística

Esta mañana, el diario deportivo Marca, el de mayor circulación en España, hizo explotar la bomba, la mayor primicia de la temporada… si se confirma (el club lo negará, claro):

Un gran titular, “Divorcio a la vista” y una serie de subtítulos explicando la situación: “El ciclo de Mourinho en el Madrid toca a su fin”, “La relación entre presidente y entrenador está rota”, “Florentino cree que el entrenador se está suicidando con sus últimas actuaciones” y “Negociarán su salida para junio… pero la decisión está tomada”.

Ahora se explica la “tristeza” reciente de Cristiano Ronaldo, así como los insistentes rumores sobre la posibilidad de que escuche ofertas de otro club, tal vez el Paris St Germain.

El sábado, tras una serie de partidos jugados en tono menor, CR7 volvió por sus fueros, marcando un golazo de falta directa, creando el otro gol del Madrid y estrellando dos pelotazos en los palos.

Silencio del club

Los rumores sobre la posible salida de Mourinho y Cristiano Ronaldo se basaban, hasta hace unas horas, en las versiones sin confirmar de que el entrenador buscaba casa y escuelas para sus hijos en Londres (o Manchester) y el silencio del club ante sus salidas de tono.

Esta discreción contrastaba con los riesgos corridos anteriormente por el presidente Florentino Pérez para defender y sostener la causa del “mejor entrenador del mundo”.

El estilo de conducción de Mourinho gira alrededor de la intensidad y el máximo aprovechamiento de los recursos y el tiempo disponible: se lo ha comparado con los generales (y empresarios) que logran victorias pírricas y se retiran del campo de batalla en triunfo, antes de que el costo se haga evidente.

En el caso del Real Madrid, el costo alcanzó al presidente, que habría estado meditando sobre el mejor camino: comprometerse con el general Mou por todo el curso de la guerra, o dejar abierta la puerta a una retirada, que aliviaría la tensión acumulada.

Versión francesa

Desde París también llegan versiones que complementan la primicia de Marca: el diario Le Parisien informa hoy sobre una presunta negociación entre el PSG y Mourinho. Según la fuente, el técnico habría llegado a un entendimiento con el Real Madrid que lo dejaría en libertad de acción la temporada que viene.

¿Pero hasta qué punto el trascendido de ese “entendimiento” compromete el desenlace de la estrategia de Florentino Pérez? ¿Qué puede ocurrir con ese misterioso y delicado equilibrio de la voluntad que impulsa a los vencedores en el deporte profesional, mucho más que el incentivo económico?

El Real Madrid, a once puntos del arrollador Barça de Tito Vilanova (y cinco del Atlético de Madrid de Diego Simeone), debería concentrarse ahora en la Champions League, el torneo fetiche del madridismo: una nueva victoria, “la Décima”, reivindicaría por lo menos en parte al entrenador y al presidente… que en junio de 2013 deberá presentarse a su reelección.

El presidente de un club como el Real Madrid debe tener un agudo olfato político si quiere sobrevivir, y Florentino Pérez habría llegado a la conclusión de que el estilo cada día más agresivo de Mourinho y sus malas maneras eran un lastre demasiado pesado para él.

 

El futuro de CR7

 

Queda por verse hasta qué punto el desgaste de la relación y su repercusión en el vestuario afectan el rendimiento en la Champions League, además de lo que resta de la Liga.

Bien pensado, lo más importante, para el Real Madrid, no es el futuro de José Mourinho, sino el de Cristiano Ronaldo.

¿Por qué el presidente se ha mostrado tan frío con el delantero, el mejor jugador del club desde Alfredo Di Stefano, según muchos veteranos?

Es lógico suponer, a la luz de las últimas informaciones, que Jorge Mendes, el agente de Mourinho y Cristiano, ha encarado en forma coordinada las negociaciones sobre la salida del entrenador y la renovación del contrato del jugador.

Esto habría forzado al presidente Pérez a tomar una posición más enérgica en ambos frentes.

Versión de AS

El domingo, horas antes de la primicia de Marca, Javier Matallanas, uno de los subdirectores del AS, un diario rival, afirmó en su blog que en la reunión que Cristiano tuvo con Pérez, antes de hablar de su “tristeza”, el portugués le pidió que “cumpliera con lo que habían hablado sobre los derechos de imagen y otra serie de aspectos y el presidente le dijo que no lo iba a hacer. Entonces Cristiano le dijo que se quería ir y Florentino le vino a decir que vale, que se fuera, pero que pagaran por él lo suficiente como para fichar a Messi.”

El periodista remata esta sorprendente versión con otra novedad importante: “Ahora el club ya ha filtrado que el sustituto de CR7 será Neymar”.

¿Pero cómo, acaso Neymar no ha comprometido su palabra con el Barcelona?

¡Bah! En el fútbol profesional lo que cuenta al final del camino es el dinero y los intereses personales, no las palabras. ¿Acaso Mourinho no era el mejor entrenador del mundo hace unos pocos meses?

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s