Archivos de la categoría ‘Deportes’


Domingo, 23 de junio del 2013. Queda una semana para que finalice el plazo que concede la Liga para saldar las deudas con los jugadores y el Deportivo se encuentra en uno de los peores momentos de su historia. Con un Lendoiro cuestionado incluso por su propio abogado, y que desde el descenso solo ha hablado una vez sin aclarar nada, la situación se ha vuelto insostenible.

scale.php

Preocupación

Empleados, técnicos y futbolistas, desconcertados ante la falta de información

Salvo sus más cercanos colaboradores, el resto del club apenas sabe nada de Lendoiro. El dirigente no da explicaciones de cómo está la situación, de si hay negociaciones, de si el futuro del club está más próximo a la viabilidad o a la liquidación… Los días pasan y las preguntas que se hacen los trabajadores (técnicos y futbolistas incluidos) son tantas que la preocupación ya ha hecho acto de presencia.

Desconfianza

No se fía de él ni su abogado, amigo personal desde hace décadas

Las declaraciones efectuadas esta semana por Germán Rodríguez Conchado en el DxtCampeón son una muestra del sentir de gran parte del deportivismo. Ni su abogado, por otra parte amigo personal desde hace décadas, se fía ya de Lendoiro. Entiende que tiene que abandonar el Deportivo por el bien de la centenaria institución. Resulta llamativo (aunque es habitual en su proceder) que a pesar de la dureza del ataque, no solo contra él sino contra su familia, Lendoiro todavía no haya salido en público para decir si está o no dispuesto a echarse a un lado para que otro trate de salvar un club que él está demostrando que, más que ayudarlo, está hundiéndolo más.

El convenio

¿Cuáles son los avances realizados en siete meses?

El 8 de noviembre del año pasado el Deportivo presentaba el preconcurso en los juzgados de A Coruña. Horas después, Lendoiro comparecía ante los medios informativos (prohibió el acceso a La Voz de Galicia) para explicar el paso que había dado. Así recogían sus declaraciones medios del club: «No existe el preconcurso. Simplemente se le dice al juez de lo Mercantil que vamos a tener un período, que ya se establece por el artículo 5 bis, de tres meses para llegar a acuerdos con los acreedores y un mes para presentar el acuerdo. No quiero hablar ni de pre, ni de concurso. Son negociaciones previstas en la ley». Siete meses más tarde, nada se ha sabido de esas negociaciones. El Deportivo entró en concurso hace cinco meses y sigue sin explicar nada. ¿Cuáles son los avances realizados en siete meses? ¿En qué punto se encuentran las negociaciones? ¿Está ofreciendo Lendoiro unos planteamientos absolutamente inasumibles para los bancos y la Agencia Tributaria? ¿Está únicamente preocupado de salvarse él, más allá del interés del Deportivo?

Amenazas

La Liga sigue asegurando que si el club no está al día en los pagos el 30 lo expulsa de las competiciones

Aunque después haya un plazo de un mes para negociar la retirada de denuncias, la amenaza del descenso administrativo contra el Deportivo sigue viva. La Liga no se mueve en su postura de expulsar de las competiciones profesionales a la entidad que preside Lendoiro si el 30 de este mes no está al corriente del pago con jugadores y clubes. Como el propio dirigente reconoció en la presentación de Fernando Vázquez, «es imposible» que la LFP se comprometa a no aplicar un descenso administrativo.

Planificación deportiva

No se sabe nada ni de altas ni de bajas

El 5 de julio es la fecha elegida por Fernando Vázquez para iniciar la pretemporada. Quedan dos semanas y el técnico todavía no sabe con qué jugadores de los actuales integrantes del primer plantel podrá contar. Igualmente, desconoce el nivel de los refuerzos, pues no sabe con exactitud la cantidad que el club podrá destinar para reforzar la plantilla. Así las cosas, es previsible que inicie los entrenamientos con menos de quince profesionales a los que añadirá un buen grupo de futbolistas, principalmente del Fabril pero también del juvenil.

Barça: Uno o dos fichajes

Publicado: 14 junio, 2013 en Actualidad, Deportes, Noticias

Comentaba ayer Rosell que el Barça efectuaría uno o dos fichajes más de cara a la próxima temporada. Supongo que serán un central y un “9”. Si Villa se queda no creo que se contrate a un delantero. Neymar jugará en la posición de falso extremo que viene ocupando el guaje y el asturiano pasará a ser la opción B como referencia en la punta de ataque, la demarcación por otro lado donde creo puede rendir más. Ojo que ahí podemos ver su mejor versión desde que llegó al Barça.

Si Villa se marcha, es probable que el club apueste por un delantero centro experimentado, de perfil rematador que asegure 10-12 goles por temporada. Dudo que sea un fichaje de nombre, puesto que inicialmente su rol será claramente el de reserva. Tampoco descartaría que el club apostara por Bojan (Vuelve de su cesión al Milan), ojo con eso.

En cuanto al central, casi imposible que venga Thiago Silva, ya que económicamente, tal como dijo ayer el presidente, la operación es muy costosa. La lista de candidatos es amplia pero si quieren que les diga la verdad, con el paso de los días tengo menos claro que haya un perfil en el mercado que encaje en nuestras necesidades: Joven pero experimentado o lo suficiente como para ser solución desde el primer día; Que no sea excesivamente caro; Rápido, alto,notable en el juego aéreo, especialista en cobertura, no exento de salida de balón … muy Complicado. Vermaelen, Agger, Rami, David Luiz, Marquinhos, Mangala, Agger, Iñigo Martínez… si quieren que les sea sincero, no creo que ninguno de ellos acabe vistiendo la camiseta azulgrana ya que por uno u otro motivo, no cumplen con las premisas que marca el club. Todo dependerá, supongo, de si el Barça suaviza los requisitos. No obstante, si tuviera que decir uno, mi elegido sería David Luiz.

Otra opción que se maneja es la de fichar a Mathieu, un lateral de recorrido, alto, con buena salida de balón, rápido, internacional absoluto con Francia… Un futbolista que puede ocupar la posición de central zurdo e incluso la de extremo. No obstante, la renovación de Adriano, invita a pensar que ese rol de lateral/central, queda reservado para el brasileño.

Sobre la mesa de Zubi lo que urge ahora son las salidas. Por un lado, la finalización de las cesiones. Por otro, la reubicación de los jugadores del B que por contrato suben al primer equipo. Al menos se confirma que Valdés cumplirá el año que le queda de contrato. Para mi, el mejor “refuerzo” del verano… junto a Neymar, claro. Aún queda mucho verano.

Jugando un poco a Nostradamus si quieren… Altas: Neymar, David Luiz y la reincorporación de Bojan si Villa finalmente se marcha este verano.

Via: 

@Banquilleros


Complicado opinar con peso sobre el asunto Abidal. No sabemos ni lo que pidió el futbolista para quedarse, si es que llegó a pedir algo, ni lo que ofreció el Barça para convencerle, si es que en realidad ofreció algo. Quizá el club le propuso bajar la ficha y Abidal no aceptó. O tal vez el área técnica informó al jugador que difícilmente tendría minutos a lo largo de la temporada y optó por probar fortuna en otro lado. Sea como fuere, creo que ha sido un error por parte del Barça no haber alcanzado un acuerdo para lograr que el galo formase parte de la plantilla la próxima temporada.

Un club como el Barça vive de muchas más cosas aparte del fútbol propiamente dicho. Valores, ejemplaridad, identificación, emociones, afectos… y en este sentido, Abidal, aparte de sus incuestionables aptitudes para la práctica de este deporte, atesoraba todo eso merced a su lucha denodada contra la enfermedad, su profesionalidad manifiesta en cada minuto que ha disputado sobre el césped y su perenne espíritu de superación. Hoy el equipo ha perdido algo más que un pedazo de futbolista.

Transita Rosell por un fino alambre y la verdad, como funambulista, le veo poco recorrido. Si bien futbolísticamente el equipo aguanta el tipo, merced todo hay que decirlo, a cierta inercia postguardiolana (Para nada quiero criticar la labor de Tito que me parece un excelente técnico y es gran artífice del reciente título de liga), en el ámbito social los problemas se amontonan.

Obviamente nunca llueve a gusto de todos y a menudo, en las empresas, es necesario tomar decisiones drásticas e impopulares a fin de mejorar. Sin embargo, Rosell no debe olvidar que esto no es una empresa al uso. Esto es un club de fútbol, con millones de seguidores dispersados hasta en el más recóndito lugar del globo. Una afición que se mueve principalmente por sentimientos y no por dinero o rentabilidad. Gestos como asegurar la continuidad de Abidal, muchas veces son los que logran mantener la paz social y la comunión entre club y seguidores; Y esa comunión, en la mayoría de los casos, suele ser la antesala de los éxitos deportivos. Ahí Rosell está perdiendo con claridad la batalla. Ojo.

A partir de ahí, que el club haya dejado una puerta abierta a su retorno y que el jugador lo haya aceptado, supone un rayo de esperanza en un día de emociones contradictorias. #MerciAbidal

PD: Error de bulto fue anunciar que el contrato de Abidal estaba redactado y que cuando jugara un partido, renovaría. Lo jugó. Abidal cumplió con creces su promesa. El Barça no hizo lo propio con la suya. Esto si que es indiscutible. Todo muy mal medido.


Mourinho: removiendo tierra quemada

Los shows de José Mourinho comienzan a parecerse a la enésima reposición de esa serie americana que al principio nos hacía tanta gracia. Es el Príncipe de Bel Air veinte años más tarde, tan desgastada la copia que comienza a chisporrotear en pantalla hasta límites inaceptables; tan sobados los chistes que solo provocan una mueca de hastío.

Con la temporada prácticamente cerrada, excepto por una Copa que en ningún caso salvará los muebles si la gana, el entrenador del Real Madrid no afloja. Siente la necesidad de seguir reivindicándose ante la prensa que ha tomado por enemiga, de montar bulla, de afear la historia del club. De sacar los papeles cuando, francamente, ya a nadie le importa. De perderlos.

“Yo he salido siempre de los clubes bien”, sentencia olvidando la otra parte. ¿Cómo quedará el club cuando él lo deje? ¿En qué posición? Si se le contrató para ganar una Champions League, ha fallado; si fue para gestionar con firmeza un vestuario repleto de egos, agua; si la idea era cortar la racha ganadora del Barcelona, el invento saltó por los aires a las primeras de cambio.

Mourinho ha quemado todas las naves y no deja en el Madrid ni siquiera un proyecto medianamente armado para crecer hacia algún sitio. No hablemos de la imagen frente a los aficionados que no entienden de megalomanías o de las víctimas deportivas que se ha cobrado. Ya que deja tierra quemada tras de sí, podría tener el decoro de no seguir removiéndola.

“Solo es fútbol”, espetó hace pocos días pinchando el globo de la remontada. Ojalá con Mourinho durante estos años hubiera sido solo fútbol.

 


Se acabó. Después de tres temporadas de desencuentros, malos encuentros, discusiones, disputas, desencantos, pocas alegrías, muchas tristezas y, sobre todo, decepción, José Mourinhoha terminado su crédito. El portugués llegó aquí con el cometido de ganar la Copa de Europa y en las tres veces que lo ha intentado el fracaso ha sido evidente. Siempre hubo alguna excusa: el árbitro, el teatro, la hierba alta, la lluvia, el sol o sus malos planteamientos. Y siempre hubo un mismo resultado: la eliminación.

Esta era la tercera vez consecutiva que el Real Madrid llegaba a las semifinales de la Champions. Esto no ocurría desde la temporada 2002-03. En aquella ocasión el entrenador que se sentaba en el banquillo del Real Madrid era Vicente del Bosque. Conviene recordarlo. De aquella época a ahora hay diferencia. La más grande es que en dos ocasiones aquel equipo llegó a la final y la ganó. Ahora, se cae en semifinales, que es lo mismo que caer en octavos, o en cuartos o en la fase de grupos. Si no llegas a la final, no hay opción de ganarla, y Mourinho ha fracasado en tres ocasiones consecutivas.

Leo Beenhakker también llegó tres temporadas seguidas a las semifinales de la Copa de Europa. Y en ellas también cayó consecutivamente eliminado. Como ahora Mourinho. Ramón Mendoza, presidente blanco en aquella época, le destituyó tras la tercera vez, a pesar de que el técnico holandés había ganado tres ligas consecutivas y una Copa del Rey y el Madrid jugaba al fútbol de maravilla. Vamos que para despedirse Beenhakker consiguió el último doblete (Liga y Copa) que ha logrado el Real Madrid. No le sirvió.

Mourinho, ni por asomo, se acerca a los números de Beenhakker. El portugués, en tres años, ha ganado una Liga, una Copa y una Supercopa. A expensas de lo que pase el próximo 17 de mayo en la final de Copa, Mourinho no ha cumplido con las expectativas. Y como tal, él ya ha sido consecuente y ha firmado el acuerdo con el Real Madrid para rescindir su contrato. Mourinho ya decidió poner fin a su etapa de blanco en el mes de enero, cuando, en una reunión con el presidente, le hizo una serie de peticiones que Florentino desestimó. Mourinho lo sintió como una falta de apoyo y vio claro que ya no tenía nada que hacer aquí. Con la Liga perdida, se centró en ganar la Champions y la Copa del Rey. Ahora, le queda tan solo el regusto agridulce de la Copa

.
José Mourinho parece que se va. Sí. Después del partido aseguró que él no puede estar en un lugar donde no le quieren, y aquí no le quieren. Pues que se vaya y que tanta paz lleve como descanso va a dejar a los que nos quedemos.

PD1. Parece que el candidato número 1 para sustituir a José Mourinho es Carlo Ancelotti. Es otro capricho de Florentino Pérez. Sin embargo, yo creo que sería un gran entrenador para el MadridJupp Heynckes. El alemán está libre. Ya ha ganado la Liga en Alemania, es finalista de la Copa de su país, ha humillado al Barcelona y puede cerrar su carrera en el Bayern con la Champions. Además, después del año que pasó en el Madrid, puede que se merezca una segunda oportunidad.

PD2. Con la casi segura marcha de José Mourinho, puede que no sea tan sólo el entrenador el que salga del club. Dejo este apunte aquí y ya lo desarrollaré más adelante, pero Florentino Pérez se plantea no presentarse como candidato a las elecciones que se convocarán en breve. Sería una forma de asumir la gran parte que le corresponde en este fracaso.